sábado, 21 de enero de 2017

El Romanticismo y la moda masculina (de 1820 a 1840)

El período que queda por estudiar es la transición ente la Regencia y los albores de la era Victoriana, o de modo mas general entre los últimos años del siglo XVIII y primeras décadas del XIX, al que se denomina Romanticismo.
El Romanticismo es un movimiento cultural originado en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Neoclasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos y rompiendo con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso su rasgo revolucionario es incuestionable. 
El caminante sobre el mar de nubes (1818), de Caspar David Friedrich.

El origen etimológico de Romántico se halla en el término francés para novela roman, o aludiendo a las lenguas romances -distinguiéndolas de la antigüedad clásica representada por el latín- pero indudablemente nace de expresiones literarias o filosóficas, denominando una nueva forma genérica de pensar y sentir, que se manifestarán de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla, proyectándose también en todas las artes.
Está considerado como el primer movimiento cultural que cubrió el mapa completo de Europa. 
" Poetas Contemporáneos. Una Lectura de Zorilla en el Estudio del Pintor" de Antonio María Esquivel y Suárez de Urbina (1846)
Los lugares donde se reunían los románticos eran muy diversos. Fuera de las redacciones de las revistas románticas, existían determinadas tertulias, como por ejemplo El Parnasillo en Madrid (algunos de los componentes habituales de esta tertulia aparecen en el cuadro), o El Arsenal en París, donde se reunían Alfred de Musset, Alfred de Vigny, Louis Boulanger, Louis Deschamps, Emile y Antoine Sainte-Beuve, etc.


En lo referente a la vestimenta femenina inicialmente se manifestará como una transición entre la moda Imperio o Regencia y el nuevo estilo romántico. Hacia 1830 el estilo hallará su período de apogeo, alcanzando un gran volumen en mangas y faldas mediante varias capas de volados y enaguas bajo el vestido. Y hacia mediados de siglo se irá modificando la silueta del estilo romántico principalmente en el aumento del volumen de la falda y disminución del de las mangas y cuello, así como sombreros y tocados, y paulatinamente cayendo en desuso ante la aparición de la crinolina, que suponía mayor comodidad en el movimiento ante el aumento del volumen de las faldas.


De izquierda a derecha: Fotos.1 y 2. Dos vestidos, hacia 1820, que muestran la influencia de la moda Romántica: 
se baja la altura de la cintura del bodice  y la inspiración medieval del diseño de la manga- 
Fotos.3 y 4.Armazón de falda y mangas boina y vestido Romántico, hacia 1830- 
Fotos.5 y 6.Vestidos moda Romántica de  transición hacia la crinolina, hacia 1840

En este período la moda afecta al traje masculino de manera bastante notable, asociándose aún al traje femenino. En el Romanticismo, la mujer constituía la única verdadera depositaria de la moda y es quizás bajo su influencia que se fueron operando las muy leves modificaciones formales en el guardarropa de su pareja.




La introducción del corsé se manifiesta tanto en el vestido femenino como en el masculino. No se sabe cual fué el alcance del uso del corsé en hombres, pero a la vista de los grabados de moda no cabe duda de que aspiraban a competir con las mujeres en cintura de avispa y que esta aspiración no se agotó cuando menos hasta 1845. 

Otros elementos del vestir masculino que recuerdan a la moda femenina de la época son las hombreras afaroladas (a juego con las mangas boina femeninas), las bocamangas estrechas y prolongadas hasta los nudillos, los cuellos solapas puntiagudos, los sombreros de copa troncocónica (quizás por influencia de la jirafa femenina) y los enormes sobretodos. 

Las Chaquetas, Fracs y Levitas, destacan por el tamaño y volumen de los cuellos, altos por detrás hasta proteger la nuca, y los cuellos de las camisas igualmente elevados que, esta vez por delante, invadían la mandíbula. 

Las chaquetas se lucían abiertas para exhibir el chalecos bordados y de color, único elemento fantasioso del traje. 

Los Pantalones se usarán estrechos o muy estrechos. 

Para explicar las tres hechuras esenciales de los pantalones románticos se acompañan unos patrones debidos al sastre francés Vandael. Los dibujos sintetizan las partes delantera y trasera. Apréciese cómo la línea de espalda se levanta en arco convexo, sistema opuesto al de los pantalones actuales, y sin holgura en el tiro. Este patronaje permitía que el hombre realmente se embutiera dentro de sus pantalones. 
Patrones de pantalones por M. Vandael (1836)- Los dibujos superponen delantero y trasero-
Fig.1. Pantalón llamado ancho u ordinario (mucho mas estrecho que los actuales) 
Fig.2. Pantalón estrecho o colán (entalle extremo, similar a una media)
Fig.3. Pantalón de Pliegues o cosaco (con pinzas y ceñido a los tobillos)

Pantalones : "Ancho u Ordinario" (c.1820) , "Estrecho o Colán"(c.1828) y "de Pliegues o Cosaco"(c.1824).

Los años treinta suponen el ocaso de los grandes sobretodos, capas y capotes, que dejan paso al gabán, al abrigo en sentido moderno que en realidad es una levita algo más grande. De esta década destacamos también los carriques o abrigos con esclavinas. 

Sombrero de copa con forma troncocónica invertida, es decir, más estrecho al final del tubo que en el arranque. 
A variety of English top hat styles from 1830 fashion guide.

Cabello se llevaba preferentemente rizado y tupé elevado sobre la frente; la barba, cuando aparece, hacia 1830, se limita a dibujar la mandíbula de forma sutil; pocos bigotes y muy finos. 
1820. Karl Bryullov. Retrato de N. A Okhotnikov

Después de 1836 se configura un modelo durable de caballero que ya no sufrirá modificaciones importantes hasta el siglo XX. El traje masculino se vuelve tan aburrido que hacia 1850 ha desaparecido de las revistas de moda y sólo puede rastrearse gracias a los tratados de sastrería y los retratos.

Fuentes: 
La moda. Historia del traje en Europa desde los orígenes del cristianismo hasta nuestros días de Max Von Bohen, con un estudio preliminar del Marqués de Lozoya (Ed. Salvat. Barcelona-1928-1944)
Moda- Historia y estilos- Edición a cargo de Caryn Franklin (Ed. Dorling Kindersley- Cosar-2012)
http://www.historiadeltraje.blogspot.com.ar
http://vestuarioescenico.wordpress.com
http://www.maggiemayfashions.com
https://www.wikipedia.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario