lunes, 24 de abril de 2017

Recreación de la Evolución de la Moda del Siglo XIX

Decidí completar la línea de tiempo de la evolución de la moda del siglo XIX tanto masculina como femenina, para lo que incluí todos mis atuendos y los vestidos que he realizado para Mme. Skoczynska para los distintos eventos en los que hemos participado recreando distintos períodos de la época Victoriana.

Quedan aún algunas prendas para completar la línea de tiempo que espero vayamos completando en un plazo no demasiado largo.

martes, 11 de abril de 2017

Mini Mr. Grantham sigue tras los pasos de Beau Brummell

Un comienzo lluvioso para el otoño en Córdoba, y sumado a que me encuentro con un tobillo fracturado, busqué con que entretenerme en casa.
Realizar mi atuendo de moda Romántica quedó descartado, pues no puedo pisar el pedal de la máquina de coser, así que pensé en algo para hacer que pudiera coser a mano, y que mejor que un proyecto a pequeña escala.
Así es que desempolvé del cajón de los recuerdos victorianos mi Victorian mini me (aquel que les presenté hace ya algún tiempo atrás en el siguiente post: http://traslospasosdebeaubrummell.blogspot.com.ar/2014/11/victorian-mini-me.html),pues a pesar de ser solo un muñeco, Mini Mr. Grantham sigue muy de cerca los pasos de Beau Brummell.


El atuendo de 1840 es la versión miniaturizada del que usé con motivo del almuerzo victoriano con motivo de la Décima Reunión Anual de Sociedad Victoriana  Augusta Argentina en 2015, la levita marrón y el smoking cap resultan ideales para pasar estos días grises en compañía de una pipa, una novela de Dickens y una copa de brandy o taza de té, previendo el frío que llegará mientras avance el otoño hacia el invierno.

El atuendo de 1870 corresponde al victoriano tardío, es una recreación del Chaqué que utilicé en eventos diurnos y paseos en reiteradas oportunidades.

Por último realicé prendas eduardianas deportivas, similares a las que usé ya en dos eventos, tales como un boating blazer y el canotier, y aproveché para hacerle el pequeño bastón similar al mio, con la cabeza de pato. Ya que yo no podría salir de paseo, ¿porque privar al pequeño Mr. Grantham de las prendas para que pueda hacerlo?

martes, 14 de febrero de 2017

Beau Brummell:This Charming Man

El fin de semana aproveché para volver a ver la película Beau Brummell:This Charming Man (2006) de Philippa Lowthorpe, que según recordaba no me había gustado mucho, esta vez dejó una impresión mas agradable.
Screenshot de Beau Brummell:This Charming Man (2006)
James Purefoy como Beau Brummell.

Dejando de lado los aspectos que no me habían gustado como una producción un poco pobre, un guión débil, pocos planos generales que capten la atmósfera Georgiana y un vestuario improlijo que resulta imperdonable en un biopic del Dandy por excelencia, me dispuse a disfrutar de este intento por retratar a Brummell, y su legado a la moda masculina.
 Beau Brummell:This Charming Man (2006) de Philippa Lowthorpe
Portada de la edición en DVD 

Encuadrada en el género drama biográfico, esta película para TV, se centra en los años de auge y decadencia de George "Beau" Brummell, presentado como un ingenioso caballero inglés sin dinero, que mantiene un sofisticado estilo de vida en el barrio londinense de Mayfair junto a su fiel sirviente, el cocinero Robinson. 
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006) 
Enfrentamiento callejero por la moda entre Brummell, Robinson y "Fops" 
(término peyorativo para un hombre estúpido excesivamente preocupado por su apariencia)

Gracias a lograr trabar amistad con el poco popular Príncipe Regente y heredero hannoveriano George, Príncipe de Gales, mantiene a sus acreedores lejos de él, incluso concediéndole créditos sin condiciones, y proclamando el invento de Brummel en lo que a moda refiere: el dandismo.
Tras aconsejar al Príncipe George -caracterizado con los excesos de la época: pelucas y maquillaje, colores extravagantes y prendas sobrecargadas- sobre su traje de boda (que se muestra incorrectamente en la película como un vestido ceremonial) es designado como su consejero sartorial real , ahora dandificado.

Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006) 
Izquierda arriba: Hugh Bonneville como el Príncipe Regente, abajo: Brummell asesorando al Príncipe
Derecha: El Príncipe "dandificado" tras Brummell.

Sus hábitos personales, su atención obsesiva a la higiene dental, el afeitado y el baño diario sirve de influencia a los estratos mas altos de la sociedad, que comienzan a imitarlo. El Príncipe y sus amigos comienzan a frecuentar el vestidor de Brummell,para ser testigos del desarrollo de su largo toilette matutino. En la escena se pueden ver detalles de como se vestía un caballero y las prendas que componían su vestidor, además del detalle que se daba al anudado del cravat.
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006) 

Gracias a esta íntima amistad y gozar del favor real, y la influencia de sus amigos ricos miembros del Watier's Club , apodado "The Dandy Club" por Byron, como el Marqués de Worcester, Lord Charles Manners y Richard Meyer (extrañamente en la película se les da esos nombres, pero sus socios en este Club eran Lord Alvanley, Henry Mildmay y Henry Pierrepoint, todos del círculo del Príncipe), comienza a gastar y apostar como si su fortuna fuera tan amplia como la de ellos. Tal desembolso agota rápidamente su capital, dificultando mantener su estilo de vida, aunque su posición prominente en la sociedad todavía le permita flotar una línea de crédito.
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006) 
Izquierda: "The Dandy Club"- Derecha: al centro, Matthew Rhys como Lord Byron

Una escena de las que mas disfruté fue en la que durante una reunión del "The Dandy Club", se compara el atuendo y la postura de un "Fop"(término peyorativo para un hombre estúpido excesivamente preocupado por su apariencia) y un Dandy como epítome de la elegancia masculina.
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006)
Justin Salinger como Richard Meyer

La escena se puede ver en este enlace: 

A medida que crece su fama, la relación con el Príncipe se torna mas tensa, manifestando su desaprobación luego de que Brummell comience a frecuentar a Lord Byron.
Haciendo caso omiso a las advertencias del Príncipe, entabla una intima amistad Lord Byron, caracterizado en esta oportunidad como un ser turbio y vicioso, formando un triangulo amoroso con su amante Julia,  y luego de un episodio en el que insulta públicamente al Príncipe, ya Regente, acaba por perder el favor real, dejándolo proscrito y endeudado. Solicita un préstamo grande a los miembros de su club e incluso roba a su sirviente Robinson, y se dá a la fuga. Tras apostar,  perder y despilfarrar todo regresa a Londres, donde incapaz de pagar el préstamo es expulsado de su club, abandonado por Robinson, y desaparece(sabemos que rumbo a su exilio en Calais, Francia) tras ser perseguido por acreedores y repudiado por la sociedad en plena función teatral, al mejor estilo Marquesa de Merteuil en el final de Relaciones Peligrosas(1988) de Stephen Frears.
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006)

Como en toda película basada en hechos reales, algo de cierto hay en la trama, como la escena de la cena en la que Brummell le falta el respeto al Príncipe , y aunque no se porque motivo se cambian los nombres de los personajes, también se recrea el episodio en el que el Príncipe Regente saluda a Alvanley y Pierrepoint en un evento, omitiendo a saludar a Mildmay y Brummell, provocando el desafortunado comentario: "Alvanley, ¿quién es tu amigo, el gordo?" 
Screenshots de Beau Brummell:This Charming Man (2006)
Escena en la que Brummell pronuncia el desafortunado comentario

Esto significaría el final de la relación entre Brummell y el Príncipe que se había abierto en 1811, cuando se convirtió en Regente y comenzó a abandonar a todos sus viejos amigos Whig. Normalmente, la pérdida del favor real a un favorito significaba la ruina social, pero Brummell se valió tanto de la aprobación y la amistad de otros líderes de los círculos de moda para mantener su estilo de vida por un tiempo mas(como Lord Alvanley, el Duque de Beaufort o el Marques de Worcester, quienes lo patrocinaron durante un tiempo en su exilio).Por fortuna evita escenas de su exilio y muerte, que sabemos son lamentables.

A pesar de resultarme una película sombría desde su estética, ciertas escenas despertaron mi curiosidad y la pregunta de "¿habrá sido así?": Cuestiones de modales y tratos entre un Caballero y el Príncipe Regente durante sus conversaciones dignas de un episodio de "What not to wear", o la curiosa escena de la Toilette con espectadores a modo de tutorial de "How to look like a Dandy".

Es una película recomendable si se ve desde el interés que despierta este singular personaje, su vida y relaciones, dejando entrever algunas de sus máximas de estilo, que aunque saben a poco resulta mucho mas ameno que leer "El tratado de la vida elegante" de Balzac, en la que el autor imagina una entrevista con Brummell, quizás tan ficticia como el guión de esta película.

Datos de la película

Beau Brummell:This Charming Man (2006)
Duración 80 min.
País Gran Bretaña
Director Philippa Lowthorpe
Guión Simon Bent

Reparto
James Purefoy - Beau Brummell
Hugh Bonneville - Prince Regent
Philip Davis - Master Servant Robinson
Matthew Rhys - Lord Byron
Zoe Telford - Julia
Justin Salinger - Meyler
Ian Kelly - Robert Manners
Nick Richards - Snuff Merchant
Nicholas Rowe - Charles Manners
Jonathan Aris - Marquis of Worcester

sábado, 21 de enero de 2017

El Romanticismo y la moda masculina (de 1820 a 1840)

El período que queda por estudiar es la transición ente la Regencia y los albores de la era Victoriana, o de modo mas general entre los últimos años del siglo XVIII y primeras décadas del XIX, al que se denomina Romanticismo.
El Romanticismo es un movimiento cultural originado en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Neoclasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos y rompiendo con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso su rasgo revolucionario es incuestionable. 
El caminante sobre el mar de nubes (1818), de Caspar David Friedrich.

El origen etimológico de Romántico se halla en el término francés para novela roman, o aludiendo a las lenguas romances -distinguiéndolas de la antigüedad clásica representada por el latín- pero indudablemente nace de expresiones literarias o filosóficas, denominando una nueva forma genérica de pensar y sentir, que se manifestarán de manera distinta y particular en cada país donde se desarrolla, proyectándose también en todas las artes.
Está considerado como el primer movimiento cultural que cubrió el mapa completo de Europa. 
" Poetas Contemporáneos. Una Lectura de Zorilla en el Estudio del Pintor" de Antonio María Esquivel y Suárez de Urbina (1846)
Los lugares donde se reunían los románticos eran muy diversos. Fuera de las redacciones de las revistas románticas, existían determinadas tertulias, como por ejemplo El Parnasillo en Madrid (algunos de los componentes habituales de esta tertulia aparecen en el cuadro), o El Arsenal en París, donde se reunían Alfred de Musset, Alfred de Vigny, Louis Boulanger, Louis Deschamps, Emile y Antoine Sainte-Beuve, etc.


En lo referente a la vestimenta femenina inicialmente se manifestará como una transición entre la moda Imperio o Regencia y el nuevo estilo romántico. Hacia 1830 el estilo hallará su período de apogeo, alcanzando un gran volumen en mangas y faldas mediante varias capas de volados y enaguas bajo el vestido. Y hacia mediados de siglo se irá modificando la silueta del estilo romántico principalmente en el aumento del volumen de la falda y disminución del de las mangas y cuello, así como sombreros y tocados, y paulatinamente cayendo en desuso ante la aparición de la crinolina, que suponía mayor comodidad en el movimiento ante el aumento del volumen de las faldas.


De izquierda a derecha: Fotos.1 y 2. Dos vestidos, hacia 1820, que muestran la influencia de la moda Romántica: 
se baja la altura de la cintura del bodice  y la inspiración medieval del diseño de la manga- 
Fotos.3 y 4.Armazón de falda y mangas boina y vestido Romántico, hacia 1830- 
Fotos.5 y 6.Vestidos moda Romántica de  transición hacia la crinolina, hacia 1840

En este período la moda afecta al traje masculino de manera bastante notable, asociándose aún al traje femenino. En el Romanticismo, la mujer constituía la única verdadera depositaria de la moda y es quizás bajo su influencia que se fueron operando las muy leves modificaciones formales en el guardarropa de su pareja.




La introducción del corsé se manifiesta tanto en el vestido femenino como en el masculino. No se sabe cual fué el alcance del uso del corsé en hombres, pero a la vista de los grabados de moda no cabe duda de que aspiraban a competir con las mujeres en cintura de avispa y que esta aspiración no se agotó cuando menos hasta 1845. 

Otros elementos del vestir masculino que recuerdan a la moda femenina de la época son las hombreras afaroladas (a juego con las mangas boina femeninas), las bocamangas estrechas y prolongadas hasta los nudillos, los cuellos solapas puntiagudos, los sombreros de copa troncocónica (quizás por influencia de la jirafa femenina) y los enormes sobretodos. 

Las Chaquetas, Fracs y Levitas, destacan por el tamaño y volumen de los cuellos, altos por detrás hasta proteger la nuca, y los cuellos de las camisas igualmente elevados que, esta vez por delante, invadían la mandíbula. 

Las chaquetas se lucían abiertas para exhibir el chalecos bordados y de color, único elemento fantasioso del traje. 

Los Pantalones se usarán estrechos o muy estrechos. 

Para explicar las tres hechuras esenciales de los pantalones románticos se acompañan unos patrones debidos al sastre francés Vandael. Los dibujos sintetizan las partes delantera y trasera. Apréciese cómo la línea de espalda se levanta en arco convexo, sistema opuesto al de los pantalones actuales, y sin holgura en el tiro. Este patronaje permitía que el hombre realmente se embutiera dentro de sus pantalones. 
Patrones de pantalones por M. Vandael (1836)- Los dibujos superponen delantero y trasero-
Fig.1. Pantalón llamado ancho u ordinario (mucho mas estrecho que los actuales) 
Fig.2. Pantalón estrecho o colán (entalle extremo, similar a una media)
Fig.3. Pantalón de Pliegues o cosaco (con pinzas y ceñido a los tobillos)

Pantalones : "Ancho u Ordinario" (c.1820) , "Estrecho o Colán"(c.1828) y "de Pliegues o Cosaco"(c.1824).

Los años treinta suponen el ocaso de los grandes sobretodos, capas y capotes, que dejan paso al gabán, al abrigo en sentido moderno que en realidad es una levita algo más grande. De esta década destacamos también los carriques o abrigos con esclavinas. 

Sombrero de copa con forma troncocónica invertida, es decir, más estrecho al final del tubo que en el arranque. 
A variety of English top hat styles from 1830 fashion guide.

Cabello se llevaba preferentemente rizado y tupé elevado sobre la frente; la barba, cuando aparece, hacia 1830, se limita a dibujar la mandíbula de forma sutil; pocos bigotes y muy finos. 
1820. Karl Bryullov. Retrato de N. A Okhotnikov

Después de 1836 se configura un modelo durable de caballero que ya no sufrirá modificaciones importantes hasta el siglo XX. El traje masculino se vuelve tan aburrido que hacia 1850 ha desaparecido de las revistas de moda y sólo puede rastrearse gracias a los tratados de sastrería y los retratos.

Fuentes: 
La moda. Historia del traje en Europa desde los orígenes del cristianismo hasta nuestros días de Max Von Bohen, con un estudio preliminar del Marqués de Lozoya (Ed. Salvat. Barcelona-1928-1944)
Moda- Historia y estilos- Edición a cargo de Caryn Franklin (Ed. Dorling Kindersley- Cosar-2012)
http://www.historiadeltraje.blogspot.com.ar
http://vestuarioescenico.wordpress.com
http://www.maggiemayfashions.com
https://www.wikipedia.org

viernes, 9 de diciembre de 2016

11ª Reunión SVA Argentina - Recreación Período Victoriano 1880

Con motivo de la décima reunión anual de la Sociedad Victoriana Augusta Argentina, recreamos el período victorianos alrededor de 1880, inicio del período conocido en Argentina como la “República Conservadora”.
Con la idea de recrear la Argentina de las Estancias de 1880, visitamos la Estancia El Venado.


Dado que nos movilizaríamos a una zona rural, decidimos realizar un evento que se desarrollara durante tres días e incluyera diversas actividades como paseos, juegos, cabalgatas, cenas y almuerzos, y algún taller o tertulia, al estilo de la 8ª reunión.
Así es que nos reunimos el sábado por la mañana frente al Teatro Colón, y desde la Ciudad de Buenos Aires nos dirigimos en grupo rumbo al campo. 
El grupo se componía por Lady Evangeline (quien una vez mas se encargó de la organización del evento), Mme. Skoczynska, Mmlle. Tatiana, las Señoritas Pilar, Marianne y Josephine Dashwood , Don Sebastián, Don Santiago, Don Gonzalo, y su servidor, Mr. Grantham.
Si bien nos desplazamos en un vehículo tipo traffic, la cantidad de equipaje, la distribución de los asientos y de los pasajeros, por momentos evocó las penurias de quienes viajaban en carretas a destinos como el que nos deparaba.
Sin mayor inconveniente que alguna que otra contractura (es broma) arribamos a la estancia luego de unas horas de viaje.
La estancia El Venado  está situada en el partido de Pila, a 170 km de Buenos Aires, la Estancia comprende 2.500 acres (1011 hectáreas) de fértiles tierras en la pampa argentina. Rica en historia y tradición, fué fundada en 1878, y durante cuatro generaciones, continúa siendo propiedad de la familia Cendoya Walker.
Actualmente El Venado es un establecimiento agrícola ganadero, una escuela de polo consumado y un enclave de turismo rural.
Estancia El Venado(1878)- Casco de Estancia: Galería principal, 
Galería y patio de servicio con aljibe, 
Camino franqueado de Plátanos (antiguo ingreso a la casa), Caballeriza, 
campos de ganado ovino y equino.

Allí nos recibió la anfitriona, la Sra. Walker, quien junto a su personal nos indicó nuestras habitaciones donde nos acomodamos, para luego darnos una recepción bien criolla, con empañadas y asado.
Agotados por el viaje, y calmados por el efecto sedante del aire del campo, algunos nos retiramos a descansar a nuestras hermosas habitaciones y otros prefirieron quedarse disfrutando de la tarde en la galería.

Por la tarde se inició la recreación, ya con nuestros atuendos y adoptando los modales de la época, nos reunimos a merendar en la galería, donde definimos un poco cual era el cronograma de actividades para el resto del encuentro. Luego dimos un breve paseo, hasta que el atardecer se fue transformando en noche.
Merienda en la galería

Para las actividades diurnas sociales tales como almuerzos, meriendas y paseos de tarde decidí llevar el Chaqué Gris, que suponía mayor formalidad aun sin que se tratase de eventos de etiqueta. Para esas actividades confeccioné un vestido a la moda Forma natural para Mme. 
Skoczynska, inspirado en el vestuario de Anna Karenina (1997), y una pintura de Renoir, los accesorios -tales como su ridículo y su sombrero- son obra de ella.
Mme. Skoczynska y Mr. Grantham en ropa de paseo

Ya por la noche, nos reunimos en el salón principal, y mientras charlábamos, compartimos una picada criolla y degustamos vinos.

Luego nos dispusimos a cenar a la luz de las velas, pues en estos parajes rurales no había luz eléctrica en el período recreado.

Para la cena porté mi Uniforme de Infantería de Línea Británica, pues finalmente decidí no incluir en mi equipaje el frac, puesto que el volumen de prendas y accesorios desbordaba mi maleta.
Para Mme. Skoczynska realicé un vestido de gala de raso y encaje verde esmeralda con detalles de encaje negro, inspirado en el vestuario de la película "La edad de la Inocencia" (1993), y  la realización del ridículo y del tocado fué llevada a cabo por sus manos.
Mme. Skoczynska y Mr. Grantham de Gala

Durante la velada compartimos conversaciones sobre hechos históricos y curiosidades de la época, aprovechando el momento de la sobremesa para distribuir una gacetilla como edición especial de “La Columna Augusta”, edición periódica de la Sociedad Victoriana Augusta para proveer una contextualización del período recreado fechados el 8, 9 y 10 de Octubre de 1880, en el que se presentaba a la Argentina de la República Conservadora y de la Generación del 80, sumado a una reseña del sitio que nos convocaba y una referencia a los graciosos Grandes Almanaques, como los de El Mosquito.
Tapa y contratapa de "La Columna Augusta", 1880

El contexto político de la época abrió el debate entre los comensales, puesto que las posturas ante algunos hechos continúan siendo polémicas, y un poco para distender nuevamente a la concurrencia entregué a modo de presente y recuerdo de la reunión un chocolate a las damas y un cigarro a los caballeros para compartir durante el café.


Luego del café, aprovechamos para tomar algunos retratos, y nos retiramos a una sala mas pequeña a compartir la lectura de un antiguo manual de comportamiento que había llevado la señorita Pilar. Por supuesto que muchas de las cosas que se leyeron dispararon risas y comentarios graciosos producto de lo extraño que nos resulta el relato de la etiqueta y el comportamiento de entonces, aún a los recreadores . Capítulo aparte merecen los distintos tipos de visitas y cuando efectuarlas que se describían en el libro, como la "Visita de digestión".

Luego de la medianoche nos retiramos a dormir.
A la mañana siguiente, luego de desayunar arribaron Doña Mariana y la Sra. Crespo, el ama de llaves, quienes se nos unieron en un paseo y luego en la cabalgata.



Para esta actividad usé el chaque corto y jodhpurs con botas de montar.


Luego del almuerzo el plan era ir de pesca al Rio Salado, pero ante la advertencia de la anfitriona de lo desolado del lugar, el día soleado y la poca sombra en la ribera, la mayoría desistió de la excursión, solo Don Sebastián y Don Santiago actuaron de acuerdo al plan. Los demás organizamos un paseo por el campo, visitando antiguas construcciones como graneros y palomares abandonados que datan de la época de fundación de la estancia (1878), corrales de caballos y ovinos, que se extendió hasta la tarde.



Mi atuendo para disfrutar del campo y las actividades recreativas al aire libre cambió levemente con respecto a lo que había planificado al diseñar el vestidor del caballero de 1880, pues cambié el sombrero bombín por un sombrero de palma de ala ancha que me brindara mas protección del sol.

Luego del paseo aproveché la sombra de los plátanos que marcaban el camino de la antigua entrada a la Estancia para sentarme a pintar a plein air, una de las fachadas del casco de la estancia.

El plenairismo o plein air, referido a la pintura "au plein air" o pleinairista (del francés «plein air») es un término pictórico equivalente a pintura al aire libre. No fue hasta mediados del siglo XIX cuando los artistas eligieron usar la luz natural para estudiar y conseguir determinados efectos y aplicarlos a su pintura, como la escuela de Barbizon y los primeros impresionistas en Francia.
Mme. Skoczynska sugirió que le obsequiáramos la pequeña acuarela a nuestra anfitriona, la Sra. Walker, a lo que accedí encantado en nombre de la Sociedad.


Coincidió con nuestra estancia, la visita de un payador de la zona (lamentablemente no recuerdo su nombre) quien, improvisando y dedicandonos versos, nos deleitó con su arte.
La payada (en Argentina, Uruguay, sur de Brasil y parte de Paraguay) es un arte poético musical perteneciente a la cultura hispánica, que se basa en la Improvisación de versos con acompañamiento de guitarra que hace un payador; generalmente los versos relatan sucesos o sentimientos de la cotidianidad rural, y pueden tener un carácter lírico, trágico o humorístico.


Volvimos a nuestras habitaciones, donde aprovechamos para retocar nuestras prendas, y por la noche volvimos a reunirnos para cenar, fué entonces que los caballeros que asistieron a la excursión de pesca nos entretuvieron con las anécdotas de la tarde.


La charla continuó en los distintos salones de la casa, y aprovechamos para tomar fotografías grupales que sirvieran de recuerdo para los asistentes al evento.






Después de cenar aquellos que no estábamos muy cansados nos presentamos en el Salón principal ya con nuestras prendas de dormir.
Mme. Skoczynska y Mr. Grantham en ropa de dormir

El motivo de esta reunión a la medianoche no era otro que compartir lecturas de historias de terror a la luz de las velas antes de dormir. Una especie de tertulia literaria a la que llamamos "la noche gótica", en honor a los 200 años de la reunión en Villa Diodati , residencia de verano de Lord Byron,donde Mary Shelley, Percy Shelley, John Polidori y otros en 1816, concibieron las ideas para las novelas Frankenstein y El vampiro. 

Lady Evangeline inició compartiendo el origen de la figura del vampiro, para luego dar paso al relato de Mlle. Tatiana, quien improvisó una historia de terror inspirada en la estancia que nos acogía. 

Le procedió la Sra. Crespo con la lectura de Varney el vampiro, de James Malcolm Rymer.
Luego yo compartí un extracto de Frankenstein: cuando la criatura despierta, relato que me ha provocado un gran horror desde que lo leí de pequeño.


Miss Marianne Dashwood compartió un relato mas moderno aunque igualmente aterrador, aunque ya la noche comenzaba a hacernos pesar los ojos (y en mi caso también puedo culpar un poco al vino), dejándonos con las ganas de compartir otros textos, como Carmilla de Le Fanu, la que solo llegamos a mencionarla.

Antes de retirarnos a nuestras habitaciones, la Sra. Crespo y la srita. Pilar nos comentaron la historia de la aparición del fantasma de una viuda en la Estancia donde parábamos, que pertenecía al folclore de los pobladores de la zona. Lamentablemente descubrimos que se trataba de una broma que pretendían hacernos a los demás, al igual que los sonidos y luces con las que habían pretendido asustarnos Don Gonzalo y Don Santiago desde el jardín mientras compartíamos lecturas. Digo lamentablemente pues hubiera sido memorable si algo terrorífico hubiera pasado (o no hubiéramos tomado conciencia de la mentira).

Ya de mañana nos reunimos a desayunar, para luego salir a pasear y tomar retratos grupales antes de que algunos de los miembros de la Sociedad comenzaran a retirarse.

Miembros asistentes a la 11ºReunión Anual de la Sociedad Victoriana Augusta Argentina 
frente al Casco de la Estancia El Venado:
Mlle. Tatiana, Lady Evangeline, Don Gonzalo, la Srita. Pilar, Don Sebastián, Mme. Skoczynska , 
Doña Mariana, Miss Josephine, Mr. Grantham, la Sra. Crespo y Miss Marianne.

Miembros asistentes a la 11ºReunión Anual de la Sociedad Victoriana Augusta Argentina:
Don Santiago (a caballo), Miss Marianne y Miss Josephine Dashwood, Don Gonzalo, Lady Evangeline, 
DonSebastián, Mme. Skoczynska, Mr. Grantham y Doña Mariana (a caballo).

Los que permanecimos hasta la tarde, aprovechamos para relajarnos en este maravilloso entorno rural, recorrer un poco mas el campo y disfrutar de la excelente gastronomía de la casa.
La llegada del vehículo que nos llevaría de regreso a Buenos Aires nos encontró sin ganas de volver, contemplando con tranquilidad el horizonte que anunciaba una tormenta.
Finalmente nos terminó expulsando la lluvia tras tres días hermosos de un cielo perfecto. Esos días quisieron que unos cuantos locos victorianos soñaran con otro siglo y otro lugar, en un paraíso en el que el tiempo por momentos parece detenido.